Cómo se calientan las gallinas en invierno

How do chickens keep warm in winter
He aquí 17 cosas que USTED puede hacer para proteger su rebaño durante los fríos meses de invierno.

Cuando pasamos del otoño al invierno, nos gusta bajar el ritmo, recargar las pilas y hacer balance del año transcurrido. Y las gallinas no son diferentes. El descanso anual, cuando ya no se ponen huevos, nacen las últimas crías y se mudan las plumas, marca el final de un año ajetreado en la vida de las gallinas.

Nosotros preferimos pasar más tiempo dentro de casa, cómodos en el sofá con chocolate caliente y un fuego crepitante. Pero, ¿y nuestros amigos emplumados?

¿Cómo se mantienen las gallinas calientes y sanas durante el invierno? Las respuestas podrían sorprenderle.

Anatomía de una gallina

Las gallinas son vertebrados cuyos densos órganos internos están situados detrás de la caja torácica. El enorme riego sanguíneo les proporciona un sistema de calefacción central especialmente eficaz, y su esqueleto está recubierto de una piel protectora que a su vez está cubierta de varias capas de plumas que actúan como aislante.

Las gallinas tienen muchas plumas diferentes, cada una con una función específica. El plumón y las medias plumas están más cerca a la piel y sirven para regular la temperatura.

Cuando hace mucho frío, las gallinas inflan las plumas, lo que permite mantener más aire junto a la piel. Es como sustituir un edredón de bajo peso por otro de mayor peso. Las plumas exteriores mantienen el calor y protegen del viento y la lluvia, como un buen abrigo de invierno. 

Como las patas no están tan bien aisladas, las gallinas las cubren con las plumas del vientre como una manta rellena de plumón. Además, la cara también puede sentirse bastante expuesta, lo que explica inmediatamente por qué las gallinas -y muchas otras aves- esconden naturalmente la cabeza bajo un ala o en un lugar cálido.

Las gallinas se juntan en bandadas

Una de las grandes ventajas de una bandada de gallinas es que pueden compartir el calor entre ellas, especialmente a la hora de dormir. Aunque las normas para las gallinas establecen unos 20 cm de espacio de percha por gallina, a las aves les gusta acurrucarse unas junto a otras, para sentirse más calientes y seguras. 


Y ahí es donde muchos criadores de gallinas se equivocan un poco porque -aunque todo se haga con buena intención- optan por crear un auténtico palacio para su bandada de gallinas. Aman a sus animales y quieren que estén cómodos, pero sin querer les están haciendo mucho daño. Es importante pensar en el gallinero como un dormitorio y no como una casa. 

Esto también significa inmediatamente que cuanto más pequeño sea el gallinero, más fácil les resultará a las gallinas mantenerse calientes. Imagínese por un momento a una familia de 4 personas compartiendo una habitación frente a la misma familia de 4 personas intentando ponerse cómodos y calientes en una sala de deportes.

Los humanos realizamos la mayor parte de nuestras tareas cotidianas en el interior. Las gallinas, en cambio, utilizan el gallinero principalmente para poner huevos y dormir por la noche, ¡y eso es todo! Comer, beber, hacer ejercicio, darse baños de polvo, etc. se consideran actividades al aire libre. En resumen, las gallinas son animales que se benefician de un gallinero relativamente compacto combinado con un espacio exterior generoso.

¿Hace mucho frío?

Las gallinas son animales especialmente resistentes al frío por naturaleza. Sin embargo, aún no se ha investigado hasta qué punto puede hacer frío exactamente. Lo que sí sabemos es que no son tanto las bajas temperaturas las que molestan a las gallinas, sino más bien la humedad combinada con el flujo de aire frío.

Muchos países del mundo están experimentando inviernos húmedos combinados con una alta incidencia de la gripe aviar. En cierto modo, esto es bueno porque las precauciones contra la gripe aviar contribuyen a que las gallinas estén sanas durante el periodo invernal.

Algunas cosas que TÚ puedes hacer para proteger a tus gallinas:

  1. Asegúrate de que el gallinero esté seco, sin corrientes de aire y en buenas condiciones. Los depredadores son más propensos a atacar en invierno porque tienen más escondites en la oscuridad. En caso de duda, considera la posibilidad de comprar un nuevo gallinero.
  2. Para prevenir la gripe aviar, es aconsejable mantener a las gallinas y/o patos en un corral con pequeños agujeros. Es importante que estos agujeros sean lo suficientemente pequeños para evitar que se cuelen pájaros salvajes, ratas y/u otros roedores. La malla de nuestro corral es de 3,5 x 2,5 cm, por lo que es el complemento perfecto para el gallinero.
  3. También es aconsejable mantener separados a las gallinas y los patos para reducir considerablemente el riesgo de gripe aviar y salmonella. Además, también es más fácil cubrir las necesidades de cada especie si las mantienes separadas. Por cierto, ¿sabías que también ofrecemos un gallinero para patos?
  4. Desinfecta tus botas al entrar y salir del gallinero para no transmitir enfermedades. Cambia el desinfectante con regularidad e intenta evitar que se diluya con la lluvia.
  5. Cubre el gallinero con un techo o un toldo para mantenerlo más limpio y seco y evitar la entrada de bacterias. Además, las virutas de madera frescas no sólo tienen un aspecto estupendo, sino que también huelen de maravilla y proporcionan horas de entretenimiento. Si a menudo soplan ráfagas de viento de una dirección determinada, prueba a utilizar algo para desviar o dispersar el viento; aunque lo más probable es que esto sólo funcione a la altura del suelo.
  6. Retira toda la comida y la bebida en cuanto oscurezca, porque los roedores empezarán a buscar comida fácil y nunca se sabe si son portadores de enfermedades. Por la mañana, vuelve a colocar la comida y la bebida en el gallinero y alimenta sólo la cantidad estrictamente necesaria.
  7. Considera la posibilidad de dar alimentos ricos en calorías por la tarde. Este tipo de comida tarda un poco más en digerirse, por lo que proporciona energía extra y calor por la noche. Las semillas de girasol y/o la mezcla de maíz son una buena recomendación.
  8. Como ya se ha mencionado, es importante vaciar y retirar no sólo la comida sino también todos los bebederos en cuanto caiga la noche. Los bebederos pueden congelarse fácilmente durante la noche y, si son de plástico, pueden volverse quebradizos y/o partirse. Rellena los bebederos con agua fresca cada mañana, a ser posible en combinación con un tónico de calidad para mantener a las gallinas en buenas condiciones.
  9. Asegúrate de que todas las gallinas están dentro por la noche. Nuestras cámaras para gallineros pueden ayudarte en este sentido.
  10. Asegúrate también de que tienes suficiente comida por si, debido a circunstancias imprevistas, no puedes ir a la tienda de inmediato. Asegúrate de tener comida para al menos una semana.
  11. Cambia la cama del gallinero con más frecuencia de lo normal. Como las gallinas pasan mucho tiempo en clima húmedo, el gallinero se ensucia más rápido que en verano. Esto puede aumentar los niveles de humedad y amoniaco en el gallinero, lo que a su vez provoca problemas respiratorios. Mira este vídeo de Sabina sobre la mejor cubierta del suelo para tu bandada de gallinas.
  12. No olvides el baño de polvo, que por cierto es importante durante todo el año. Rellena el baño de polvo con tierra de diatomeas y ceniza de madera y asegúrate de que permanezca lo más seco posible. Todos sabemos cómo nos sentimos después de un baño, así que las gallinas también lo disfrutarán.
    Por qué son importantes los baños de polvo
  13. Evita que tus gallinas se paren sobre suelo helado o nieve. Ambos no sólo son incómodos, sino que también pueden causar lesiones y/o congelaciones. Si es necesario, siempre puedes colocar un palé de madera justo fuera del gallinero, donde instalarás la comida y el agua para beber.
  14. Ten especial cuidado con las razas pequeñas de gallinas, que por naturaleza tienen menos peso corporal y, por tanto, pueden verse mucho más afectadas por el frío y la humedad.
  15. Presta atención a cualquier signo de letargo y mal estado que pueda indicar que las aves están pasando apuros. Si hace mucho frío, es aconsejable ofrecer a las gallinas pellets de puesta mezclados con agua tibia.
  16. Nunca utilices lámparas de calor. No sólo pueden provocar un incendio y quemar a las gallinas, sino que, si fallan o explotan por la noche, la brusca bajada de temperatura puede ser mortal. Además, aislar el gallinero también puede ser peligroso porque reduce la ventilación esencial e incluso puede provocar una acumulación de humedad en el gallinero. En lugar de ayudar a tus gallinas, sólo causa problemas, especialmente en el área respiratoria.
  17. Piensa en el bienestar mental de tus gallinas; son seres sensibles y disfrutan entreteniéndose como nosotros. Cuelga verduras para que las picoteen, cultiva una bandeja de granos germinados, dales de comer insectos vivos escondidos en un montón de hojas. Haz lo que puedas para que la vida en su gallinero sea lo más agradable posible.
Time to read: 7 minutes

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

Gallinero

399,00 €
282 Reviews
Comprar ahora -
399,00 €
Precio de venta
399,00 €
ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 99€
DEVOLUCIONES GRATUITAS DE 30 DÍAS